La Saya Fría

Por Martes, 26 noviembre, 2013 0 No tags Permalink 0

Se duermen las estrellas
allá en lo alto,
la niña las mira por un ventano.

En su  pobreza ella sigue soñando
y en su sueño pide un milagro,
que en la noche de Reyes
los Reyes Magos no pasen de largo.

Ella no sabe, por qué
nunca le dejan regalos,
quizás sea porque no tiene zapatos,
por eso solo le pide una muñeca de trapo.

La niña se duerme,
porque las estrellas ya se han despertado,
y en la vieja habitación el candil
parpadea emocionado.

Amaneció en la mañana
con muchísima alegría,
corriendo fue al ventano
y vio que le sonreía.

Allí había un muñeco
con una cara muy linda,
ella lo coge en sus brazos
dando brincos de alegría,
y sin dejar de mirarlo
lo arropa en su saya fría.

—-De mi amiga Rosa Rodriguez—-

No se ha comentado aún

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *